En el cielo.

1covalrruyo

Otoño. Esa mágica estación que desnuda el alma, tapiza de hojarasca los caminos y ve nacer la noche temprana.

Teñidas de ocres, las laderas pasiegas se funden en un melancólico abrazo con la niebla que, alimentada por el cercano Cantábrico, se va apoderando del paisaje.

Mirador de Covalrruyo.