En el cielo.

1covalrruyo

Otoño. Esa mágica estación que desnuda el alma, tapiza de hojarasca los caminos y ve nacer la noche temprana.

Teñidas de ocres, las laderas pasiegas se funden en un melancólico abrazo con la niebla que, alimentada por el cercano Cantábrico, se va apoderando del paisaje.

Mirador de Covalrruyo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s